La distribución de la información o un programa en su sitio web que adquiera una conducta diferente de lo que cualquier persona espera, es considerado una violación a las Guías para administradores de sitios web y aleja a este sitio de un privilegiado Posicionamiento SEO.

Se incluye acá cualquier herramienta que modifique el contenido del sitio web en forma sorpresiva o que descargue en el ordenador archivos y los ejecute sin consentimiento del usuario.

Google además de querer ofrecer a las personas los resultados de búsquedas más importantes, y de querer lo mejor para el desarrollo de los portales web en cuanto a posicionamiento web se refiere, también desea ofrecer la mayor seguridad en la web para que los visitantes puedan entrar al sitio que desean con toda confianza.

Conductas sospechosas que pueden ser penalizadas

En la siguiente lista se dan ejemplos sobre qué son conductas sospechosas en el posicionamiento web:

– El modificar la ubicación del contenido de un sitio para que las personas crean que hacen clic en un botón o enlace específico, cuando en de verdad su clic se está registrando en otra parte diferente del sitio. Y los lleva a otros destinos diferentes de los que deseaban consultar en un principio.

– El introducir nuevas páginas emergentes en sitios sin autorización de los usuarios, la modificación de soluciones publicitarias que ya existían y colocar otras diferentes a lo que anuncian, y la instalación de programas que lo hagan. Esto refiere, por ejemplo, si se está haciendo un anuncio de productos de belleza en rebaja, pero al momento de seguir el enlace se le muestran automóviles esto podría tener consecuencia en el posicionamiento en Google y ser tomado como sitio de dudosa reputación.

– Colocar archivos malintencionados en una descarga que realice la persona, o colocar un programa que los descargue, para poder acceder a la información personal de las personas, y en muchos casos, robárselas. El robo de identidad es una de las principales acciones que mueven el mercado de los hackers y del spam.

– La instalación de programas malintencionados, troyanos, programas espía, respuestas publicitarias o virus en el equipo del usuario: Se le recomienda a los usuarios que siempre mantengan la protección en sus dispositivos por medio de anti-virus o anti-spyware, sin embargo, no es por el hecho de que un portal o que en la web se permita colocar programas maliciosos, sino porque existen personas que abusan de la poco seguridad de un portal e insertan este tipo de contenido dañino en las páginas sin que el administrador del sitio lo note, o administradores que lo permiten dentro de sus portales al negociar algún tipo de contrato con el hacker.

– Cambiar la página de inicio del navegador web o de las escogencias de búsqueda de un usuario sin haberle informado y sin que éste haya accedido.

– En ocasiones hay líneas de código ocultas o programas que pueden cambiar la opción preferida de búsqueda, o que cambian la página de inicio del explorador web de la persona con el fin de recibir mayor número de clics, y mejorar su posicionamiento en Google, pero claro está, de manera ilegal.

  • Compartir:
  • twitter